cosmética natural

Ventajas de la cosmética natural para el cuidado de la piel

Precisamente porque usamos a diario productos cosméticos como cremas, geles, perfumes, maquillajes, entre otros, debemos prestar atención a los componentes que tienen ¿en verdad ayudan a cuidar nuestra piel? La mejor alternativa la encontramos en la cosmética natural. ¡Sigue leyendo para descubrir todas sus ventajas!
La cosmética natural como tratamientos para la piel cuenta cada vez con más seguidores en detrimento de los productos convencionales que, si bien tienen un precio más económico, no aportan tantos beneficios como aquellos que han sido creados a base de ingredientes extraídos directamente de la naturaleza.

¿Qué es la cosmética natural?

Cuando hablamos de cosmética natural o productos de cosmética natural nos referimos a los productos diseñados con ingredientes ecológicos que, además de no contener elementos químicos, son respetuosos con el medio ambiente. Si en la naturaleza ya encontramos los mejores componentes para el cuidado de nuestra piel ¿por qué íbamos a necesitar elementos químicos que nada nos aportan?
Al estar certificados por los organismos correspondientes, nos aseguramos que en verdad se trata de cosmética que no tiene parabenos ni ningún otro componente que pueda dañar nuestra piel.

Las principales ventajas de pasarse a la cosmética ecológica

cosmética natural

Sus componentes son naturales y respetuosos con la naturaleza, pero estas no son las únicas ventajas de la cosmética natural:
  • Se trata de productos creados para la belleza y el cuidado personal que no han sido testado con animales. Por lo tanto se cumple con el respeto básico a los seres vivos.
  • Al ser naturales son aptos para todo tipo de pieles. Nada de alergias, reacciones o efectos secundarios indeseados.
  • Los envases en los que vienen este tipo de productos de cosmética natural son o bien biodegradables o se ha han elaborado a partir de productos reciclados.
  • ¿Y sabes qué más? Tienen una mejor absorción y una mayor oxigenación.
  • Tampoco contienen aromas sintéticos ni conservantes artificiales.
  • Ten en cuenta que los ingredientes que no pueden estar en la cosmética natural certificada son los petroquímicos y las siliconas. Tampoco colorantes sintéticos o sulfatos. La norma dicta además que solo se pueden incluir aceites esenciales de plantas naturales como aromatizantes.

¿Cómo saber si se trata de cosmética natural?

Como te decíamos antes, este tipo de cosmética cuenta con una certificación específica que es señal de garantía. Además de fijarnos en los ingredientes (aguacate, aloe vera, aceite de oliva…), y componentes (deben de estar compuestos por un 95% de ingredientes de origen natural) el producto en cuestión deberá tener alguno de estos sellos:
  • NATRUE.
  • Sello Ecocert.
  • Certificado BDIH.
  • Bio.
  • Ecocert.
  • BDIH.
  • Soil Association.
  • Cosmebio.
  • ICEA.
  • USDA.
  • Sello de la Asociación de Cosmética Ecológica Española .
Ten presente que estos sellos no se ponen así como así. Los organismos competentes exigen unas condiciones específicas para que el cosmético en cuestión sea considerado natural, ecológico. Y para ello no solo se analiza la cantidad de ingredientes ecológicos que contienen, sino también el proceso de elaboración que se sigue desde el paso uno hasta que llegan al mercado, incluido el embalaje.
¿Tú también vas a apostar por los productos naturales?

Periodista especializada en belleza, moda y lifestyle. Locutora en Onda Cero radio.

POST A COMMENT

[instagram-feed]