Protector solar

Los errores más comunes al usar el protector solar

Está en nuestro neceser desde que comienzan los primeros rayos de sol hasta bien entrado el mes de septiembre, lo utilizamos a diario, sobre todo si vamos a la playa o la piscina, se lo ponemos a nuestros hijos con mucho cariño y, sin embargo, sigue habiendo una serie de errores, muy comunes, a la hora de usar el protector solar. ¡Evitarlos a partir de ahora será muy sencillo!

Qué NO vale a la hora de usar el protector solar en primavera y en verano

Cuando usamos la crema solar, la misma norma vale cuando se lo ponemos a los niños, debemos tener en cuenta las recomendaciones de los dermatólogos para que la eficacia de la crema solar sea máxima. Conocer los errores a evitar será de gran utilidad. ¡Toma buena nota!

1 No usar el SPF adecuado

El SPF (Sun Protection Factor) se refiere al factor de protección solar, es decir, el tiempo que podemos estar expuestos al sol sin que nuestra piel se queme. Un factor 15 no es suficiente para nadie, un 30 tampoco para el caso de las pieles claras o sensibles, lo mejor es elegir el factor 50 que nos garantice una protección correcta durante las máximas horas posibles. Es la única forma de prevenir las manchas y el envejecimiento prematuro que puede causar los rayos del sol sobre la piel.

2 Utilizarlo solo en pleno verano

Hay especialistas que incluso recomiendan aplicar una capa del protector en los días nublados de invierno. Y es que los rayos del sol son más perjudiciales en primavera y en verano, pero durante el resto del año también están ahí ¡no te la juegues!

3 No poner la cantidad suficiente del protector solar

No es cuestión de aplicar cuanta más crema mejor, pero tampoco debemos quedarnos cortos. Hay que cubrir bien toda la piel, sin saltarse ninguna zona, con una generosa capa.

4 No mirar el tipo de protección

Protector solar

Hay dos tipos de radiación, la UVA y la UVB. Lo suyo es leer la etiqueta del protector solar para asegurarse que en verdad los componentes nos protegen contra ambas formas de radiación solar. Mejor apostar por una crema solar de calidad ¿no te parece?

5 No volver a aplicar el producto tras unas horas

Aunque la crema solar sea resistente al agua, lo indicado es volver a aplicar el producto tras el baño, así como después de unas dos horas de exposición al sol, sobre todo si hace mucho calor, estamos en la playa o la piscina o son las horas centrales del día.

6 Utilizarlo pasada la fecha de caducidad

Las cremas caducan pasada la fecha que se indica en el envase o una vez abierto si han pasado 12 o 18 meses (también lo tiene que indicar en el producto). No te equivoques, aunque parezca que está en buen estado, no te va a proteger igual. ¡Estarías poniendo en riesgo la salud de tu piel!

7 No aplicar la crema solar 30 minutos antes de la exposición

Se debe poner sobre la cara y el cuerpo unos 30 minutos antes de salir a la calle y siempre esperando unos segundos antes de ponerse la ropa para que a la piel le de tiempo a absorber toda la crema. Así sí que estaremos bien protegidas vayamos donde vayamos.

8 No usar el protector solar  porque ya estás bronceada

Sí que es cierto que las pieles claras tienden a ser más sensibles que las morenas, pero para nada es cierto eso de que una piel bronceada ya no necesite del protector solar. No hay evidencia científica alguna de que este tipo de pieles se protejan solas. Ya sabes, independientemente del tono que tenga tu piel, has de usar tu protector solar.

Si cuidas tu piel, si la proteges del sol, no solo se verá radiante y con salud, sino que además lograrás retrasar los signos del envejecimiento y demás problemas asociados a la radiación solar. Yo ya lo tengo claro, hay que hacer un buen uso de los protectores solares.

 

Periodista especializada en belleza, moda y lifestyle. Locutora en Onda Cero radio.

POST A COMMENT

[instagram-feed]