cuidar brochas y pinceles

Aprende a cuidar tus brochas y pinceles como una experta

Las brochas, pinceles y esponjas que usamos a diario para maquillarnos merecen un cuidado. No vale dejarlas toda la noche en agua ni tampoco tenerlas con mucha suciedad o restos de make up. Entonces ¿cómo cuidar las brochas y pinceles de maquillaje para que estén como nuevos? ¡Haciendo caso a estos sencillos consejos!

Usa cada brocha para lo que se ha diseñado

Los cuidados comienzan con el uso. Si no usas tu labial para pintarte los párpados, ¿por qué habrías de utilizar la brocha de colorete con el maquillaje líquido? Si se trata de una brocha para polvos compactos, sueltos o bronceadores, que sean el único make up que toquen. Lo mismo si se trata de una brocha especial para base fluida, una brocha blending o una para colorete. Recuerda para que el corrector o el iluminador deberás emplear el aplicador que viene con el producto, tus dedos o una esponja de maquillaje.

Límpialas de vez en cuando y hazlo de la forma correcta

Depende del uso que le des, no es lo mismo usarlas a diario que solo el fin de semana o en las ocasiones especiales. Pero, por norma general, hay que limpiar brochas y pinceles cada una o dos semanas. Y es que en los pelos de las brochas también se acumulan restos de producto y otras impurezas que se desprenden de la piel, lo que puede favorecer la aparición de granitos y puntos rojos.

Moja un poco la brocha con agua templada y pon una pizca de jabón neutro, extiende con las manos, no hagas mucha fuerza, y aclara hasta que hayas eliminado el jabón. Para secar utiliza una toalla limpia y déjalas en horizontal para que terminen de secarse por completo.

Lo que NO debes hacerle a tus brochas y pinceles jamás de los jamases

cuidar brochas y pinceles

Como te decíamos antes, a la hora de mantener en perfecto estado nuestro kit de maquillaje también hay que saber qué no hacer. En este caso nos referimos a nada de usar alcohol pensando que así se consigue una limpieza más profunda, más bien todo lo contrario, podría deteriorar los pelitos hasta tal punto que ya no las puedas usar. Y nos referimos también a que es mejor no dejarlas en vertical mientras se secan ya que el agua caerá por el mango.

Tampoco apliques calor para que se sequen. Recuerda: seca con una toalla limpia y deja en posición horizontal ¡así de sencillo!

Cuidar brochas y pinceles: Cámbialas por otras nuevas cuando estén en mal estado

Por muy buenas que sean no duran para siempre. Por eso, para cuidar brochas y pinceles, como si del cepillo de dientes se tratara, cuando veas que están en mal estado, que los pelitos se sueltan o se doblan, cambia por unas nuevas.

¿Y qué hay de las esponjas de maquillaje?

En cuanto a las esponjas de maquillaje, lo más acertado es que te fijes en las indicaciones del producto. Unas se lavan con agua tibia y un poco de jabón y otras basta con sumergirlas unos minutos en agua a la par que se presiona con los dedos para que suelte toda la suciedad.

¡Ahora ya conoces el truco de los maquilladores para limpiar brochas y pinceles!

Periodista especializada en belleza, moda y lifestyle. Locutora en Onda Cero radio.

POST A COMMENT

[instagram-feed]