10 consejos para comprar en rebajas

10-consejos-para-comprar-en-rebajas-blog-de-moda-y-tendencias-2

Y no morir en el intento ;-) ¿Cómo lleváis las compras en rebajas? Ya sabemos que esta época de saldos nos vuelve un poco locas, sobre todo a las mujeres, y sí que está muy bien poder comprar con descuentos y ahorrarnos un dinero, pero hay que hacerlo con lógica y con cabeza, o realmente las rebajas pueden salirnos caras. Nosotras que hemos sido grandes compradoras, vamos a daros nuestros 10 consejos para comprar en rebajas.

  1. Antes de nada, mira bien en tu armario y haz un repaso de todo lo que tienes. Descarta aquello que se te ha quedado pequeño, aquello que está viejo y con desperfectos y aquello que llevas mucho tiempo sin ponerte (no, no te lo pondrás nunca, haznos caso).
  2. Hazte una pequeña lista con aquello que necesitas. Por ejemplo: un abrigo negro, un tejano, un sujetador nude, unos botines, un bolso de fiesta, unas gafas de sol y una bufanda. Y no os salgáis de la lista. Bueno, un capricho vale, pero sólo uno.
  3. Asígnate un presupuesto y mantenlo en la medida de lo posible. Como en el caso anterior, puedes alterarlo con un caprichito pero sólo uno.
  4. Establece una ruta de tiendas. Aprovecha para comprar aquellas prendas o artículos con precios elevados (bolsos o zapatos de firmas de lujo) que tanto ansías pero que se te van de precio y no te puedes permitir.
  5. Por supuesto, mira que las prendas estén en perfecto estado (rebajas no quiere decir taras) y que la rebaja sea de tu agrado (un 10% de descuento, ¿te merece la pena?).
  6. Si tienes idea de comprar en varias tiendas, una buena opción es acudir a un centro comercial en el que vas a tener en un espacio controlado muchas marcas. Así perderás menos tiempo en desplazamientos.
  7. Aprovecha para comprar básicos: una blusa blanca, unos zapatos de salón, unos tejanos, ropa interior, un vestido negro, un pantalón de vestir negro, etc. O también para hacerte con algunos vestidos de fiesta si tienes bodas o eventos próximamente.
  8. Compra tu talla. Si tienes una talla L y sólo queda la M, no la compres, por mucho que te guste la prenda y por muy barata que esté. No te la pondrás nunca. Y no, no la compres por si adelgazas. Eso no suele pasar. O sí, pero entonces ya comprarás una talla menos cuando realmente la tengas.
  9. No compres por comprar y porque, como está tirado de precio, me lo llevo por si acaso. Seguramente se quedará en el armario muerto de risa.
  10. Evita las horas punta, ves cómoda para probarte la ropa o, si no quieres perder tiempo en colas interminables, pruébatela tranquilamente en casa, buscando combinaciones con tu ropa. Y si no te convence, devuélvela. ¡Guarda siempre los tickets!

Esperamos que os sirvan estos consejos y… ¡feliz shopping!

Sonia Martínez

Periodista, asesora de comunicación y blogger. Experta en comunicación empresarial, protocolo y relaciones institucionales. Adicta a la moda y las bodas. Autora del blog www.myweddinglab.es

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>